Proyectos
Órganos estatales
Flag Martes, 23 Julio 2024
Todas las noticias
Todas las noticias
Sociedad
22 Junio 2024, 06:07

Golóvchenko: las atrocidades nazis en nuestra tierra son una herida del pueblo belaruso que no cicatriza   

BREST, 22 jun (BelTA). – Las atrocidades nazis cometidas en nuestra tierra durante la Gran Guerra Patria son una herida del pueblo belaruso que no cicatriza. Lo declaró el primer ministro de Belarús, Román Golóvchenko, durante el mitin-réquiem dedicado al Día de Recuerdo Nacional de las Víctimas de la Gran Guerra Patria y del Genocidio del Pueblo Belaruso en el complejo conmemorativo “Fortaleza Heroica de Brest”, informa BelTA.

Román Golóvchenko llamó la atención sobre el hecho que en la historia de cada nación hay acontecimientos cuyo recuerdo es sagrado. La Gran Guerra Patria es un acontecimiento de este tipo para los belarusos. “Nuestra tierra fue la primera en recibir el golpe de la máquina bélica fascista. La Fortaleza de Brest se convirtió en la primera línea de defensa, dando a los invasores un impresionante rechazo. El valor y heroísmo excepcionales del pueblo soviético en la ciudadela, su firmeza inquebrantable, su voluntad de resistir y su fe en la Victoria se convirtieron en un obstáculo insuperable para el avance de los invasores”, resaltó el premier.

Los belarusos aprecian y protegen la memoria de todos aquellos que nos ganaron la paz, la libertad y la independencia, habiendo liberado al país de los invasores fascistas. Los sangrientos crímenes de los agresores no tienen prescripción. La verdad al respecto sirve de seria advertencia a la humanidad. “Casi todos los días descubrimos nuevas páginas cada vez más estremecedoras de aquella terrible guerra. Durante la investigación de la causa penal sobre el genocidio del pueblo belaruso se establecieron adicionalmente 98 lugares de detención forzosa de personas y 3253 asentamientos total o parcialmente quemados. Durante los años de ocupación nazi, más de 3 millones de civiles y prisioneros de guerra fueron asesinados en el territorio de Belarús, y más de 380 mil personas fueron llevadas a la esclavitud alemana, muchas de las cuales murieron en condiciones insoportables. Las atrocidades nazis en nuestra tierra son una herida del pueblo belaruso que no cicatriza ”, resaltó Román Golóvchenko.

Al mismo tiempo, en muchos países occidentales está cobrando impulso una campaña a gran escala para destruir el patrimonio conmemorativo soviético. Se están profanando los lugares de enterramiento de los soldados soviéticos caídos en las batallas por la liberación de Europa del fascismo. “Belarús sigue siendo una Fortaleza de Brest invencible en el camino de los seguidores nazis, impidiendo el renacimiento de una ideología ajena a la moral cristiana. Este es nuestro deber sagrado ante los héroes, veteranos y víctimas de la Gran Guerra Patria”, subrayó el jefe de Gobierno.

Los belarusos recuerdan el alto precio que pagó el pueblo para conquistar el derecho a una vida pacífica. Por lo tanto, los planes para presionar a nuestro país están condenados al fracaso. “Al estar en la frontera, más allá de la cual se está llevando a cabo de forma demostrativa la concentración militar, comprendemos con especial agudeza la importancia de defender las fronteras de nuestra Patria. Conservando la memoria empapada en la sangre del pueblo soviético, somos capaces de dar una respuesta inevitable y adecuada a cualquiera que se atreva a atentar contra la tranquilidad de nuestro país. No permitiremos que nadie perturbe la paz, ganada para nosotros por nuestros antepasados, ni que nos arrebaten el valor más elevado del pueblo belaruso – la independencia”, enfatizó Román Golóvchenko. Añadió que la unidad del pueblo y un Estado fuerte son una garantía de paz y seguridad, una prenda de no repetición de las trágicas lecciones del pasado.-0-
Síguenos en
Twitter
Últimas Noticias de Belarús