Versión completa

Eismont relató detalles de la parte cerrada de la reunión de Lukashenko con cuerpos de seguridad

Presidente 20.08.2019 | 19:29

MINSK, 20 ago (BelTA). - La exigencia de calidad en el trabajo de los cuerpos de seguridad en Belarús seguirá creciendo. Con todo eso la violación de la ley, incluyendo el banditismo y la corrupción, será tratada por el Estado de igual manera y hasta más rigurosamente, lo comentó a los periodistas la portavoz del Presidente de Belarús, Natalia Eismont, tras la reunión del Jefe de Estado, Aleksandr Lukashenko, sobre el trabajo de los organismos de seguridad, anuncia BelTA.

La reunión duró cerca de 3,5 horas, era una conversación sincera, a veces dura, notó Natalia Eismont. “Los que se apresuraron a ver aquí algunas relajaciones o alguna operación de relaciones públicas, simplemente menosprecian la situación y no saben a nuestro Presidente. La exigencia a partir de hoy solo crecerá, la exigencia en todas las áreas”, acentuó la portavoz del Presidente.

Con todo eso ella prestó atención al hecho que la actitud del Estado hacia el banditismo, corrupción y otras violaciones de la ley será igual o hasta más rigurosa. “No habrá indulgencias. Los que merecen la cárcel, deben estar y estarán en la cárcel. Es unívocamente”, comentó Natalia Eismont.

Entretanto el estadista belaruso exigió que durante la instrucción de causas criminales no sufran las personas inocentes. “La justicia es una palabra clave. El Presidente lo acentuaba muchas veces. A este respecto multiplicará el control de la calidad de trabajo de los organismos de seguridad. Es la misma justicia”, marcó Natalia Eismont.

En el marco de la reunión Aleksandr Lukashenko trazó en público y en detalle los defectos en el trabajo de los cuerpos de seguridad. “En especial quiero prestar atención: el Presidente dejó de ser secreto uno de los documentos más secretos que había recibido después del estudio minucioso de las organizaciones correspondientes. Es lo que acumularon los mismos organismos de seguridad. El Presidente no se detuvo en hechos concretos, nada concretizó para no convertir la entrevista en una discusión de ejemplos concretos. El objetivo esencial era concretizar y nombrar los problemas, defectos y exigir de los presentes las explicaciones”, agregó la portavoz.

Conforme a las palabras de Natalia Eismont, durante la parte cerrada de la reunión cada participante tuvo posibilidad de expresar su opinión. Su valoración de la situación la presentaron la jefa de la Administración del Presidente, el Secretario de Estado del Consejo de Seguridad. Entretanto el presidente del Tribunal Supremo detalló el trabajo del Comité de Instrucción, mencionó los fallos y presentó las propuestas. “El Presidente se comunicó con los gobernadores, es que son sus primeros representantes en las regiones. El Jefe de Estado exige prestar atención a la situación, notar exageraciones e informar al Presidente. En Belarús el poder es del pueblo, debe notar los intereses del pueblo. Es el mensaje clave del Jefe de Estado a los participantes de la reunión”, relató la portavoz.

Hablando sobre los resultados de la reunión, Natalia Eismont notó que para el sistema de seguridad de Belarús este momento era de verdad de significado histórico, una vuelta seria en el trabajo. “Saben muy bien la posición de nuestro Presidente hacia la corrupción, delitos económicos, violaciones de la ley en cualesquiera formas. Desde el día de hoy la responsabilidad subirá. A los bandidos les tratarán como a los bandidos, los defectos revelados hoy se reducirán con el hierro candente”, enfatizó la portavoz.

Finalizando la reunión, Aleksandr Lukashenko notó que en general en el país el sistema de trabajo de los organismos de seguridad es bien desarrollado, pero exigió de los dirigentes reaccionar a las revelaciones negativas que existen.-0-

Noticias de la rúbrica Presidente
Versión completa