Versión completa
Andréi Dapkiunas

El aumento del tráfico de seres humanos, vergüenza común de la humanidad

Opinión 30.07.2018 | 18:47
Andréi Dapkiunas Andréi Dapkiunas Viceministro de Asuntos Exteriores de Belarús

El aumento del tráfico de seres humanos es la vergüenza común de la humanidad. Lo declaró hoy el viceministro de Asuntos Exteriores, Andréi Dapkiunas, en la reunión informativa organizada para el Día Mundial contra la Trata de Personas por la Cancillería belarusa junto con la representación de la Organización Internacional para las Migraciones, informa la corresponsal de BelTA.

Es ya la quinta celebración del Día Mundial contra la Trata de Personas. Sin embargo, no es ningún motivo para festejos sino una razón para meditar, subrayó el vicecanciller. En esta ocasión hay que hablar de los destinos de las víctimas de la trata de personas, darse cuenta de lo mucho que se puede hacer todos juntos para acabar con este delito en la comunidad moderna.

Según destacó Andréi Dapkiunas, la circulación global de personas ofrece un ambiente favorable para el desarrollo de las formas modernas de la explotación humana. “Los traficantes persiguen a las personas en busca de protección, amenazan y mienten. Los que corren mayor riesgo son migrantes y refugiados. Los traficantes son cada vez más astutos, hacen uso de las tecnologías modernas de la información y la comunicación. En este siglo de la información apuntan a los usuarios activos de Internet, en primer lugar es la gente joven”, opinó el diplomático.

El pasado mes de septiembre en la sede de las Naciones Unidas Belarús junto con los estados del Grupo de Amigos en la Lucha Contra la Trata de Personas organizó un diálogo dedicado al tema “La trata de menores de edad en la era digital: despertar al mundo para detener la trata de menores, la prostitución y la pornografía infantil incluso a través de Internet”. En el transcurso de dicho evento junto con los estados del Grupo de Amigos intervinieron los representantes del Congreso de los Estados Unidos, dirigentes de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), los líderes de algunas organizaciones no gubernamentales internacionales y estadounidenses.

Las recomendaciones del acto fueron reflejadas en la resolución de la Comisión de Prevención del Delito y Justicia Penal aprobada este año en Viena por la iniciativa de Belarús. Dicha resolución está orientada a la prevención de la trata de persona con el uso de los medios tecnológicos. “Llama a los profesionales a reunir sus fuerzas para proteger a las víctimas potenciales e identificar a los delincuentes”, agregó el viceministro.

Asimismo informó sobre la campaña informativa “Parar la trata de personas” que realiza en Belarús la Organización Internacional para las Migraciones junto con algunos socios nacionales e internacionales. El acto de verano sincronizada con el Día Mundial contra la Trata de Personas ya es tradición. Ayuda a los jóvenes a aprender a identificar a los traficantes y evitar convertirse en sus víctimas. Según el punto de vista de Andréi Dapkiunas, es importante que los participantes de la campaña sigan compartiendo sus nuevos conocimientos con sus compañeros.

En el evento participaron el jefe de la representación de la Organización Internacional para las Migraciones, Zeynal Gadzhíyev, la coordinadora permanente de las Naciones Unidas en Belarús, Joanna Kazana-Wisniowiecka, los representantes de los órganos estatales, instituciones mundiales y comunidad académica.-0-

Versión completa